Skip to Content

Cómo la Identidad Birracial Puede Ser Algo Más que Blanco y Negro

En 2021, Black History Month celebra la comunidad afrodescendiente, su representación, identidad y diversidad.


By Kristine Vargas
Gestora de Procesos de Negocio

IN ENGLISH

Black History Month sirve como una conversación abierta en la que podemos hablar y recordar el Movimiento de Derechos Civiles que afecta a la comunidad afrodescendiente y a otros grupos minoritarios que están mezclados. Esta conversación también ofrece a personas birraciales como yo un espacio para compartir nuestras historias.

Llevo casi 10 años en Crowley y actualmente estoy en la oficina de Seattle trabajando como Gestora de Procesos de Negocio desde hace tres años. Soy una mezcla afroamericana por parte de mi padre, así como de ascendencia europea, alemana e irlandesa por parte de mi madre.

Mi esposo, David Vargas, es de Venezuela, con ascendencia africana, indígena y española. Mi hermosa familia inmediata está compuesta por dos niños de 4 y 2 años. Nuestra casa está enriquecida con la mezcla de nuestras culturas compuestas por relatos hasta tradiciones y, por supuesto, comida deliciosa. En nuestra boda servimos falda ahumada, pollo, con salsa barbacoa hecha por mi papá con una receta familiar que le pasó su abuelo. Además, tuvimos empanadas y buñuelos (comida típica hispana). Nos encantó ver a nuestros amigos y familiares explorar la comida de la cultura de cada uno.


“Soy una mezcla afroamericana por parte de mi padre, así como de ascendencia europea, alemana e irlandesa por parte de mi madre.”


Recuerdos de la Infancia versus la Realidad Adulta

De niña, mi identidad birracial fue bien recibida y estaba expuesta a diferentes culturas. Me sentía tan segura que los relatos de la infancia de mi padre parecían mitos. Por ejemplo, mi padre experimentó racismo y discriminación que aún no puedo imaginar. Su familia era la única familia afrodescendiente en lo que él llama una ciudad muy prejuiciosa y racista. Los relatos de su infancia, de los años 40 y 50, hablan de gente que le gritaba la palabra con “N”, que le miraban fijamente o que su vida corría peligro si se atrevía a entrar en un restaurante “blanco”, etc. Yo nací y me crié en Tacoma, Washington, donde había mucho progreso.

No fue hasta que dejé Tacoma cuando me di cuenta rápidamente de que había estado en una burbuja, y que los mitos estaban más cerca de la realidad de lo que pensaba. Recuerdo el momento en que mi burbuja cultural estalló. Estaba en un centro comercial del centro de Seattle y una mujer blanca se me acercó y me preguntó: “¿Qué eres?”. Me quedé atónita y realmente sorprendida y, por primera vez, balbuceé: “Soy… negra…”. Antes de que pudiera terminar la frase, se burló, me dirigió una mirada muy dura y se marchó.

Desde entonces, he tenido múltiples experiencias de racismo y prejuicios. Cada una de ellas no duele menos que la anterior, y los incidentes se han multiplicado desde que estoy con mi esposo. Cuando tomé su apellido, la gente asumió que era hispana sin siquiera conocerme. Esta mezcla cultural influye en la forma en que la gente nos mira o se dirige a nosotros cuando estamos juntos, creando situaciones dolorosas que me hacen ser más consciente de mi identidad y de las decisiones que tomo. Sin embargo, también me ha hecho reflexionar sobre cómo veo a los demás; creo que todos podemos centrarnos en nuestras acciones pasadas y en nuestros prejuicios internos para corregir y aprender a mejorar nuestro comportamiento y ser mejores.


“He tenido múltiples experiencias de racismo y prejuicios. Cada una de ellas no duele menos que la anterior, y los incidentes se han multiplicado desde que estoy con mi esposo. Cuando tomé su apellido, la gente asumió que era hispana sin siquiera conocerme. Esta mezcla cultural influye en la forma en que la gente nos mira o se dirige a nosotros cuando estamos juntos.


La Historia y la Situación de la Comunidad Afrodescendiente

Pasar por el tipo de experiencias que cuestionan tu identidad puede ser duro para cualquiera. Rápidamente, surgen sentimientos negativos por no estar suficientemente representados. He sido capaz de enfrentarme a estos retos y al impulso de suprimir mi identidad para “encajar” centrándome en mi fe. Ella me ha guiado para mantenerme firme y saber que pertenezco a este lugar, que tengo una voz y que no seré derribada. Desde el auge reciente del empresariado negro hasta el hecho de dar un paso adelante para contar nuestras historias, centrarme en la perseverancia histórica de la comunidad afrodescendiente y el orgullo que siento por la cultura me hace ver que yo también soy fuerte y puedo perseverar. Recordar la historia y las dificultades de la comunidad afrodescendiente me inspira y refuerza mi deseo de superar cualquier cosa. Es como rendir homenaje a los que lucharon la buena batalla.

Tener una familia étnicamente mixta ha cambiado mi perspectiva sobre las decisiones críticas que tomo a diario. Tengo en cuenta cómo pueden afectar a mi esposo y cómo puede ser percibido por los demás. Considero constantemente el efecto en el futuro de mis hijos. ¿Serán juzgados por el color de su piel? ¿Los despreciarán por sus rasgos negros? Como padres, nos centramos en tomar las mejores decisiones posibles a largo plazo, para garantizar que la seguridad y la felicidad de nuestra familia sean una prioridad. Empezando por nuestros propios comportamientos y luego influyendo en los que nos rodean.

Un enfoque personal que he desarrollado a partir de mi experiencia vital es el de ser más asertiva y hablar con franqueza. He aprendido de diferentes culturas y sobre cómo asimilarlas para comunicarme mejor. Cuando me encuentro en situaciones complejas hablo de los prejuicios, no sólo por mí y mi familia, sino también por los demás. Cuando lo hago, trae atención sobre los prejuicios inconscientes, y a veces conscientes, de la gente, algo que en última instancia podría hacerles reflexionar y quizás inspirarles a cambiar.


“Un enfoque personal que he desarrollado a partir de mi experiencia vital es el de ser más asertiva y hablar con franqueza. He aprendido de diferentes culturas y sobre cómo asimilarlas para comunicarme mejor. Cuando me encuentro en situaciones complejas hablo de los prejuicios, no sólo por mí y mi familia, sino también por los demás.” 


Todos Necesitamos un Poco de Cambio

La pandemia ha provocado cambios mundialmente, y uno de ellos ha sido el trabajo a distancia. Con toda la tecnología que Crowley ha implementado e impulsado, he podido conocer virtualmente a muchas personas de otras oficinas alrededor del mundo. Tanto si la gente se identifica con mi historia o no, este entorno virtual me ha brindado oportunidades nuevas para hablar con ellos de una forma que antes no tenía. La tecnología mejora nuestra capacidad de conectar con los demás. Creo que todos podemos contribuir a la vida de las personas.

Mi recomendación es seguir buscando formas de aumentar la educación y la concienciación en torno a los grupos importantes para ti o que escuches sus historias para abrir tu perspectiva. Yo lo hago a través de un café virtual; puede ser diferente para ti.

Para apoyar a los grupos minoritarios, o a cualquiera en realidad, lo mejor es escuchar e interesarse de verdad por las historias de la gente y no minimizarlas. Desafíate a ser más inclusivo, ya sea en una llamada virtual, en una sala de conferencias en la oficina, en el centro comercial, en cualquier lugar. Inculca eso a tus hijos cuando interactúen con otros niños de grupos minoritarios, ellos también son nuestro futuro.

Crowley es una empresa privada de propiedad familiar y de empleados que proporciona soluciones logísticas, gubernamentales, marinas y energéticas en todo el mundo desde 1892. Contamos con más de 6,000 miembros de alto rendimiento en 35 países y territorios del Caribe, que son diversos y cumplen sus compromisos. Somos Crowley, Gente Que Sabe.